Chistes de Jaimito para niños

Chistes infantiles de Jaimito para niños



Pocas cosas causan tanta risa a los niños como los chistes de Jaimito.

Son limpios, claros e inocentes, por eso los podemos compartir sin peligro con nuestros hijos.

Aquí tienes una primera recopilación de chistes de Jaimito preparados para contar sin peligro.


Jaimito estaba en el salón de clase con sus compañeros, como la profesora no llegaba, todos los alumnos comenzaron a hacer alboroto. Cuando llegó la profesora vio el desorden que había y comenzó a interrogar a los niños.

- Juanita, ¿Qué haz hecho tú ?

- Yo dibujé en la pizarra.

- Pedrito, y tú, ¿Qué hiciste ?

- Yo tiré mi pupitre contra el suelo.

- Jaimito, y tú, ¿Qué hiciste ?

- Yo tiré serpentina por la ventana.

- Caramba, aprendan de Jaimito que no es un malcriado como ustedes.

Pero al pasar unos minutos, tocan la puerta de la clase y entra una niña toda golpeada, la profesora le pregunta:

- ¿Quién eres ?

- Yo me llamo Serpentina.


La maestra le pregunta a Jaimito:

-Si yo digo fui rica, es tiempo pasado, pero si digo soy hermosa, ¿qué es ?

-Exceso de imaginación.


Jaimito le pregunta a la maestra:

Maestra, ¿usted me castigaría por algo que yo no hice ?

Claro que no, Jaimito.

Ahh, pues que bueno, porque yo no hice mi tarea.


Extrañada de que su hijo regresara tan temprano de la escuela, la mamá de Jaimito le interroga:

- ¿Por qué llegaste tan temprano de la escuela, hijo ?

- Es que fui el único que pude contestar una pregunta.

- ¡Muy bien, Jaimito ! ¡Eres un niño tan estudioso ! ¿Y cuál fue la pregunta ?

- ¿Quién le tiró el borrador al Director ?


Una vez la mamá de Jaimito le dijo:

- Ve a la carnicería y cómprame 1 kilo de cochino.

Y Jaimito fue directamente.

Mientras él estaba esperando que el carnicero terminara con el otro cliente, Jaimito se metió el dedo en la nariz, cuando lo vio el carnicero le dijo:

- ¡Cochino !

Y Jaimito le contestó:

- ¡1 kilo !